Ámalo todo

Cuando el amor impregna todos los actos también se le llama conciencia. Este tipo de amor no pertenece al ego, es impersonal e incondicional. Hay amor simplemente como aroma hay en una flor o luz y calor en el sol. Brota natural por su propia esencia e impregna todo de verdad y dicha pues toca el sentido mismo de la vida. 
Aunque el amor se olvide y la mente quiera tomar el relevo a través del control, el ego, el ansía de poder... todo ello es banal y, en ultima instancia, deja un poso de insatisfacción y vacío profundo. Pues sin amor no hay música de fondo que avive al corazón, no hay sentido verdadero que haga vibrar los sentidos, no hay belleza que colme al alma, no hay espacio que llene nuestros sueños, no hay océano en el que bañarse de dicha... 

Con el amor todo lo anterior sí se hace presente: la música suena y hay un océano que atravesar de belleza y luz y misterios de vida profunda... Todo tiene sentido cuando el alma ama lo que vive y vive profundamente lo que es capaz de amar. Así que, ámalo todo, déjate llenar por todo... Siente la plenitud del gozo de atreverte a amar sin condiciones.

Entradas al azar

Entradas populares