Presencia



Dispuesto, en este momento, al instante que surge.
Abierto a la verdad de la presencia: lo único real
que siempre acontece. Desde ti mismo, en este lugar,
la vida se expresa y tú la presencias, integrado, receptivo,
sin dispersarte en elucubraciones del ayer o del mañana,
pues todo es ahora y tú naces en esta presencia pura
donde el milagro del instante florece.
Y solamente, gloriosamente, te das cuenta de algo: respiras.
Y te unificas con la vida en la sencillez de ser,
en lo que no puede aprenderse, sencillamente vivirse.
Deja que la vida sea. Presénciala. Saboréala
desde el único lugar posible: Aquí y Ahora.

Siendo


En paz, sin otro lugar al que ir
más que a mí mismo, donde
lo absoluto reposa y es,
donde todo vive amando
como conciencia y paz,
como armonía y belleza...
Y ahí el silencio
todo lo abraza
y se escucha la voz
del misterio, del amor,
de la vida, de la luz
y la verdad sincera
que deja vacío el espacio
a lo infinito. Al todo
y a uno mismo...
en todo.

Entradas al azar

Entradas populares