La sensación de ser

La sensación de que eres, sin añadir nada más, sin identificación alguna, solamente esa sensación, venga de donde venga, sin mente, sin cuerpo, sin ego… Esa sensación te lleva a ti mismo, es lo que en esencia hay en ti cuando lo que eres Es. 

Regresa a esa sensación sutil, que viene por sí sola y deja que llegue una y otra vez, de manera espontánea. Esta es una gran meditación, la meditación esencial, la meditación directa con tu Ser siendo, respirándolo, vivenciándolo. Ante la pregunta ¿quién soy yo? La respuesta es sin palabra y viene sola. La sensación de ser se hace presente y lo que Eres resplandece. 

Antes de la sensación de Ser ya eras. Ya eres. Solo es una sensación que te permite vislumbrar la esencia de Ser. Pero Ser está más allá de toda sensación. Es lo que permite que la sensación aparezca. Ser lo es todo. Sin nombrarlo, sin identificarlo. Todo es, ahora.

Aceptación

Cuando aceptamos el momento presente nos desidentificamos de una mente que cree en la ilusión de poder controlarlo todo. Cuando no aceptas hay la necesidad de control. La necesidad de control es la no aceptación -a causa del miedo- de lo que pueda suceder. Es el miedo entonces el que cree controlar a través del ego. Pero la aceptación completa del momento presente es la confianza plena en ti y en lo que es. Con ello la mente controladora se disipa y queda libre el ser, pues el ser se mueve libre al aceptar y aceptarse de forma total, siendo uno con la vida, fluyendo en el amor que emana de sí mismo hacia todo. Entonces emana toda la creatividad de la vida, surgiendo espontáneamente, sin esfuerzo. Eso es la libertad. Permitir que la vida sea, tal cual es.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...