¿Quién soy yo?

Ante la pregunta: ¿Quién soy yo?, surge un silencio profundo, oceánico... Decir Yo Soy es identificar al Yo con Ser, pero si vamos más allá, diríamos ser, solo ser, sin yo... Y todavía más allá queda el silencio solamente, que responde a la pregunta y sustituye, cuando la búsqueda cesa, a la pregunta misma. 

Contemplación

Habitante de lo inhóspito
aquel que llega al silencio,
contempla y enmudece,
escucha la voz del espíritu.
Salvaje gramática sin palabras
hay en el desnudo ahora.
Sólo latidos de vida,
respiración y sollozo,
conciencia pura
abrazando el todo
y la nada.

Más allá de la conciencia

Los deseos de la mente no son tus deseos. Puedes observar a la mente proyectando deseos, carencias, ilusiones, planes de futuro, dudas... Puedes observar a la mente sin identificarte con ella, como un testigo impersonal que a nada se aferra. La naturaleza del ser es la conciencia impersonal que a nada se aferra. Por ella todo surge, pero nada la condiciona. Nada la toca, y por ello es perfecta. Sin dualidad. Sin identificación concreta. Siendo todo y nada. Tú eres el Ser. Tal conciencia perfecta. Y más allá de la conciencia todavía. Tú eres lo Absoluto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...