Fluir

Permite que el espacio vacío, sin nombre, de la conciencia, acoja al corazón, en la inmensidad de un amor que envuelve el todo y hace fluir la vida con la naturaleza de su ser: libre y espontáneamente. 
Qué belleza dejarse llevar por el curso natural del río de la vida, movido por la fuerza fluyente de un amor que te guía confiado, sin saber nada, sin esperar nada, solamente abrazando lo que es, en la inocente mirada de lo esencial.
1 comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

Meditación sin tiempo

Espiritualidad y vida