Nuestra esencia


El amor se expande, como la luz, cuando es sentido, iluminando, unificando, trascendiendo... En el amor volamos desde la quietud del espíritu, testigos de la conciencia, viajando más allá del tiempo, despertando a lo infinito, a lo inesperado, al misterio que nos hace vivos y florecientes. 

Como almas amando el instante, abiertas a la luz, hallamos la paz en la certeza absoluta de nuestra esencia en todo, siempre venida de la región misteriosa, silenciosa, del amor.

Permitamos que el amor emprenda el misterio de su vuelo.

El cielo en la tierra



La tierra se encuentra en el cielo, en el universo. Ya caminamos sobre el cielo y lo tenemos sobre nosotros todo el tiempo. Bajo los pies, sobre la cabeza, en el corazón... El cielo es el espíritu de todo. El cielo es nuestro hogar, nuestro refugio de luz y eternidad, nuestra madre infinita, nuestro padre y maestro verdadero. El cielo está en tu interior y en todo lo que acontece... Todo el tiempo, más allá del tiempo... donde nace y respira la libertad, nuestra más íntima y auténtica libertad, siempre creativa y naciente, sanadora, inocente...

Entradas al azar

Entradas populares