Volver al corazón


Es cierto que buscamos ese camino hacia el ser que somos y deseamos que su luz brille en toda su intensidad, pero no hay que preocuparse, el ser que es eterno nunca ha dejado de brillar... Para darnos cuenta de esta simple verdad basta con quedarnos quietos, silenciosos, escuchando al corazón... donde mora el ser, donde brilla la verdad más pura.
Volver al corazón una y otra vez, al amor, no olvidar que esa es nuestra esencia y que siempre está con nosotros, más allá de lo que hagamos. Entonces el hacer fluye y va solo, no busca nada y sólo encuentra, halla su camino allí donde pise, reconoce la estela a seguir o dónde tumbarse y descansar.
Hacer sin hacer... estar siendo, dejándose ser... amando.
1 comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

Meditación sin tiempo

Espiritualidad y vida

Conciencia universal