Un mismo corazón


En la no-mente aparece la conciencia sin forma. En ella tiene lugar el encuentro inesperado con la verdad, con el amor... Su presencia es como un suave perfume que huele a eternidad. Su forma sin forma tiene la cualidad de un corazón de luz capaz de iluminar mil y un universos. El misterio de la unidad, del ser absoluto se desvela. Una misma naturaleza, un solo amor... en romance eterno. Un mismo corazón, una misma realidad... por siempre completa.
3 comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

Meditación sin tiempo

Espiritualidad y vida

Conciencia universal