Presencia de amor

Late el corazón exclamando el sonido de la eternidad como llamarada de vida en lo interno y total del vivir. Tú eres lo real, el amor dando presencia a través de la omniabarcante unidad al mundo y a sus innumerables manifestaciones. Ilusión es pensar que este sueño cambiante es la base y raíz sobre la que se sustenta todo. Ilusión también es pensar que más allá del sueño hay una realidad última esperando. No sería más que otro sueño en proyección. 

Tu realidad, la verdad, esa que sólo conquista el amor puesto en la visión limpia y sincera, nace, muere y vive eternamente en este instante. 

Todos los ayeres y mañanas tuvieron lugar sólo ahora. Este momento es tu memoria, tu futuro, tu presente (todo ello conceptos, imágenes, ilusiones que llamamos tiempo). Pero nada de eso vive por sí mismo, son sólo manifestaciones que cobran su vida en ti: la presencia sin nombre, la amada presencia misteriosa. 

Tú eres aquello que todavía y nunca ha nacido: la inocencia eterna que se mece en la frescura del vívido instante. Todo es aquí, totalidad del ahora que germina en la paz del silencio, pues es en el silencio donde la verdad resplandece, donde la vida se muestra absoluta, incontaminada, en el destello infinito de la prístina quietud, de la intuición desbordante, del cálido sosiego del amor: abrazando en completa comunión a la belleza y a la verdad.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...