El milagro del ahora

Brilla en lo más íntimo el silencio de ser,
comunión de infinidad, aliento unánime
tocado por la gracia del instante.
Brilla ante mis ojos este mar en movimiento,
el ritmo de las olas y su fresca espuma, el sol
dorando el azul de sus aguas, la línea que une
mar y cielo en franja de armonía perfecta.

Brilla la luz en amanecer de misterio.
Brilla el instante en un continuo fluir sin tiempo.
Todo es sin motivo, sin origen. Tan sólo es
y vive siendo. ¿Quién mueve lo que siempre
reposó perfecto en su movimiento? ¿De dónde proviene
esta energía que hace que todo sea lo que siempre
ha parecido ser? ¿Qué da luz a este brillo
que todo lo ilumina? Es el ahora, lo vivo porque sí,
el milagro presenciado y continuo.

La respuesta reside en el enigma
de la presencia de este instante colmado de infinito,
absorto en su quietud radiante, enérgica y serena.
La respuesta estuvo siempre aquí, desbordante,
más allá de las palabras, expresándose en la conciencia.
Sólo lo que permanece vacío está lleno de vida.
Apertura sin expectativas, el ahora llenándose
frente a sí mismo, alumbrado por sí mismo.
Milagro de lo vivo, segundo cuya sustancia
no es tiempo sino luz sola
en eterno movimiento.
Inesperado, único, completo es el ahora
al caer en su misterio.
Brilla el mar en la luz de la conciencia.
Aquellos que realmente lo miraron vieron en él
la conciencia que lo ilumina. Lo vieron.


Benidorm, 14 de agosto de 2011

Escuchar este poema recitado:
Publicar un comentario

Entradas al azar

Entradas populares