Conocerse es ser (3)

La conciencia siempre es ‘lo que es’, lo que queda tras las apariencias que la recorren. Conocerse es ver directamente lo que está siendo, dejando que siga siendo tal como es, pues ya todo resulta en perfección al traspasarse la veda que impone la mente, su forma limitada de percibir, aflorando en virginal libertad la presencia de la sencilla dicha de ser. Entonces deviene la quietud al espíritu y queda la conciencia sola, tranquila, inconmensurable… Eterna en su instante, serena en su infinito.

Publicar un comentario

Entradas al azar

Entradas populares