Presencia de lo que es

Vivir es ser. Vivir de forma consciente es ser y no vivir de forma consciente también es ser. Todo es conciencia siempre. De modo que, ¿hay algo que pueda no estar bien? ¿Queda algo por alcanzar, algo que quede fuera de lo que es? La existencia es completa, el existir está siendo a cada momento, sin que precise de nosotros o de nuestra atención para que sea lo que es. Estemos donde estemos, hagamos lo que hagamos o pensemos lo que pensemos, será siempre lo que es. ¿Dónde está entonces el problema? ¿Por qué deseamos adecuar las cosas a nosotros y a nuestros deseos? Aún así, la libertad es completa.

La vida está siendo vivida tal y como ha de ser vivida, es decir, como es. Sólo la mente crea el conflicto, pero la mente tampoco es el conflicto, simplemente es algo que está ahí, como todo lo demás. Anhelar la liberación es otro conflicto de la mente, la ilusión de una cárcel que no es real, de unos muros que no existen, algo que nosotros llamamos 'muros' pero que igualmente podríamos llamar 'inmensidad'. Al cesar en el intento de la búsqueda, incluso -y sobre todo- de la búsqueda de la liberación, comprendemos que no queda nada por buscar o lograr, y vemos claramente que la libertad ya no es una expectativa de la mente, que ya no es una ilusión perdida en la isla de los conceptos, sino la más evidente realidad. A eso lo llamamos consciencia. Presencia de lo que es.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...