Alma de la tierra

Lo auténtico, lo hermoso
vive en ti como flor
de la tierra. Alma,
cúspide del origen,
envoltura secreta,
vuelas a lo alto
encumbrada
por tu hálito.
Plácida, completa,
abres el círculo
de la noche abierta.
Manantial y sincera,
cantas humilde
a la breve primavera.
Tierra amante, escogida
entre tantas estrellas,
te haces una en tu paraíso
y múltiple en las cosas bellas.
Tienes mi amor en tu canto,
mi flor en tu jardín dorado,
mi entusiasmo en tu altura.
Un sollozo te olvida
y tú le muestras el milagro
de ser siempre tuya
en lo hondo nuestro.
Te vemos en tu tierra hermosa
de amor venida,
de amanecer llegada
y nunca ida.
Contigo la luz colorea
el bálsamo del viento
y el matiz de los sentidos.
En ti se mece y profunda
el gesto sencillo, la palabra hermana.
Desde el primer sabor
viniste como amante y morada
y te adentraste en nosotros como el aire:
de amanecer llegada
y nunca ida.
Alma nuestra, alma de tierra,
eres el alma
de la tierra entera.


Poema recitado:

"Alma de la tierra", Voz, texto y realización: José Manuel Martínez Sánchez.
Música: "Sarabande", Handel.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

Meditación sin tiempo

Espiritualidad y vida

Conciencia universal