Nirvana


Todo en ti es nirvana.
Vives la plenitud
del ahora primordial.
Todo lo mece
esta ofrenda
que realizas callado
a lo eterno.
Tu cuerpo
se baña
en el vacío vigilante
del aquí sin sombra,
sin huella, sin origen.

Un pájaro canta
sonriente tu nombre
mientras se pierde
con el aire.
(No hay más
nombres).
De toda luz se abre
el amor completo.
Desborda, conmueve
el son de este aire
sin forma
y tangible en todos.
Sabe, pues, a silencio
y a aire. ¡Sabe
a aire el aire!

De amor la lágrima
llueve bondadosa
y verdadera. Cálida
como el viento
que sopla en primavera.
De amor llueve esta luz
que toca el corazón
de la entrega.
Llueve el amor
de la luz primera.
Llueve, llueve,
la luz entera.
Vive, vive,
en fulgor reposado
el ahora que siempre queda,
que siempre es visible,
que siempre es llegado.

Escuchar este poema recitado:

Publicar un comentario

Entradas al azar

Entradas populares