Amor hallando su luz

La experiencia interior de algo tan auténtico como nosotros mismos surge como un manantial de amor que purifica, que sana cualquier dolor, trasformándolo en luz abierta a su propio surgimiento, en serena claridad que se asoma a la realidad. Esa realidad que en el interior nace es la experiencia de la belleza mostrándose al ritmo del corazón, la vida nuestra colmada de gratitud hacia el ahora que es tocado en la paz del ser, el cual se manifiesta como la llama de una vela que despliega con su brillo penetrante el centro de la emoción compasiva, cercana y elevada, aquella que nos abraza en el sosiego, como lúcida sonrisa de beatitud.

Somos amor, en nosotros reside el inabarcable potencial de la verdad iluminada, la más pura esencia del milagro de ser, de respirar, de conocer, de sentir con todos los sentidos como testigos de la conciencia y su esplendor continuo, como regalo incansable que nos invita a expandirnos en el espacio abundante de la más concreta realidad: presente siendo vida, vida siendo conciencia, conciencia siendo exactamente lo que es: amor tornando a su centro, amor hallando su luz.

3 comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

Meditación sin tiempo

Espiritualidad y vida