En busca del conocimiento

La conciencia libre eventualmente asume ciertos desafíos. Me refiero al conocimiento de lo nuevo, al momento en que todas las concepciones anteriores, esas verdades asentadas pasan a trasformarse, enriquecerse, integrarse con otras ideas que se instalan en la visión interior de las cosas. Aceptar lo que consideramos nos conviene, en beneficio nuestro y como herramienta para trabajar en el beneficio de los demás, es una virtud del criterio que también suele llamarse apertura, sabiduría o discernimiento. Comienza diciendo Aristóteles en su Metafísica quetodos los hombres se empeñan por naturaleza en conocer”. Y en ello estamos durante este camino de la vida. Conociendo lo que somos, lo que no somos, la verdad que palpita tras las apariencias. Observamos, desciframos, intuimos, valoramos, entendemos.

Multitud de procesos se dan en la conciencia que vive la pulsión de su ritmo dinámico. Y solamente de nosotros depende tomar o no el fruto, más allá de la tentación, sino en el territorio de la invitación amorosa y libre que es el conocimiento, la fructífera fuerza de la realidad colmada de verdad. En resonante proverbio expresó Antonio Machado que: “Nuestras horas son minutos cuando esperamos saber, y siglos cuando sabemos lo que se puede aprender”. En la incertidumbre de aceptar la posibilidad del saber, en la certeza de vislumbrar las cosas que podemos aprender, se enciende una llama viva de presente fértil cuya luz descubrimos ascendente, inextinguible, precipitada de tesoros cercanos. Instados a saber, como dijera Borges, “lo que Dios sabe”, como aquel cabalista que “al fin pronunció el Nombre que es la Clave”, la vida cobija símbolos y cosmogonías que seducen a nuestro intelecto, que potencian todas nuestras capacidades y nos invitan a buscar el conocimiento del por qué de las cosas, que es siempre el conocimiento de uno mismo, fractal del Todo. Y en ese sueño navegamos, despertando a cada instante.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

Meditación sin tiempo

Espiritualidad y vida

Conciencia universal