Atman

El silencio me habla de lo eterno,

desvela el no ser entre palabras de aire

y su luz me nombra, en la armonía callada del viento,

suavizando, anudando la comprensión total

de lo incomprensible. Y despierto al misterio

y abrazo su conocimiento inabordable,

y en ese no saber, en esa nube sin término,

descubro que ya nada me queda por conquistar

porque soy yo el conquistado, en este rapto de silencio.

Porque soy el alma que su reino alumbra sin recelo, entregada,

imbuida, en este sueño claro que va a dar a la Conciencia.

Publicar un comentario

Entradas al azar

Entradas populares