El camino espiritual de la meditación y el silencio



“El silencio es la oración”, reza el Atma Puya Upanishad. Y, realmente, poco más necesitamos para llegar al conocimiento de lo esencial. En una oración ordinaria, verbal, nos escuchamos a nosotros mismos; son las palabras, el lenguaje, lo que desea comunicar con lo Supremo. Y el lenguaje está limitado, es un instrumento para usar entre humanos, pero no para comunicar con lo divino.

‘Oración’ (del lat. oris-ratio: ‘la boca que razona’) podría definirse como “la razón expresada por medio de la boca o de las palabras” y ‘palabra’ (del lat. parábola gr. Parabolé: ‘compración’, ‘símil’) no es más que una imagen que suplanta al objeto, es decir, un presupuesto subjetivo de lo real.

Por tanto, el acceso a lo real se nos escapa al ser interiorizado en lenguaje, como entendería Lacan, lo real no-es, o no puede comprenderse. Lo real es la nada.

He aquí una palabra, ‘nada’, de gran trascendencia filosófica, convertida en un ‘ismo’ por autores como Schopenhauer o Nietzsche. Y es que el nihilismo supone la gran desembocadura del pensamiento filosófico moderno y posmoderno. El ‘ismo’ de la existencia, según Sartre, radica en la aceptación de la nada frente a lo trascendente o metafísico. Recordemos la obra clave sartriana de la formulación del existencialismo: “El ser y la nada”.

¿Qué puede hacer el ser frente a la nada? ¿Qué puede hacer ‘algo’ frente a algo que es ‘nada’? ¿Qué puede explicarnos que de la nada surja algo? ¿Qué sentido tiene ser algo para ser luego ‘nada’?

Aquí tenemos la gran dicotomía del sentido de la existencia: idealismo-materialismo. Lo esencial frente a lo accidental.

El ser-esencial de Parménides frente al ser-accidental de Heráclito. El ‘todo es’ frente al ‘todo cambia’.

El budismo asigna dos cualidades de la existencia que niegan la esencia. La característica del no-ser o no-alma (anatman) y la impermanencia (anitya).

El budismo no habla de la nada sino del vacío (sunya). Véase el Sutra del Corazón. Y hay una gran diferencia. La nada es intransitable, pero en el vacío se puede entrar, afortunadamente.

[continúa...]

Leer el artículo completo en: http://www.slideshare.net/jmjosnop/el-camino-espiritual-de-la-meditacin-y-el-silencio
Publicar un comentario

Entradas al azar

Entradas populares